Cinco soluciones para el sangrado de encías

El sangrado de encías espontáneo o frente a estímulos como el cepillado dental puede resultar muy incómodo para el paciente, pero, además, es síntoma de una encía enferma. Por ello, es necesario identificar el problema y resolver la patología causante del sangrado.

Si tus encías sangran deberías saber que…

1. LAS REVISIONES PERIÓDICAS AL PERIODONCISTA VAN A PREVENIR EL SANGRADO DE ENCÍAS

Una encía sana no sangra. El sangrado de las encías es síntoma de alguna patología gingival (gingivitis o periodontitis). Es conveniente realizar revisiones periodontales de control para prevenir enfermedades que puedan causar sangrado. También es conveniente acudir cuando ya existe sangrado para diagnosticar y tratar el problema desde su origen.

2. REALIZANDO EL TRATAMIENTO PAUTADO POR EL PERIODONCISTA ELIMINAREMOS EL SANGRADO

En función del diagnóstico, el periodoncista determinará el tipo de tratamiento. En cualquier caso, son procedimientos sencillos realizados en la consulta bajo anestesia local. El paciente puede retomar su vida cotidiana de inmediato. Tras el tratamiento, y siguiendo las pautas de su higienista, la encía se encontrará en salud de nuevo y no sangrará.

3. HIGIENE DENTAL E INTERDENTAL

Para mantener la encía sin inflamación, y por tanto sin sangrado, es fundamental llevar a cabo una higiene oral adecuada. Hay que limpiar tanto la superficie dental como interdental. Sin olvidar cepillar el margen del diente con la encía. De esta manera, la enfermedad periodontal tratada permanecerá estable a largo plazo.

4. ALGUNOS MEDICAMENTOS PUEDEN AUMENTAR EL SANGRADO DE ENCÍAS

Ciertos medicamentos como los anticonvulsivos, los inmunosupresores o los bloqueadores del canal del calcio pueden producir un agrandamiento, enrojecimiento y sangrado de las encías. En algunos casos, es necesario realizar una interconsulta médico/periodoncista para ver la dosis de fármaco suministrado y las necesidades de tratamiento periodontal que pueden mantener en equilibrio la encía del paciente.

5. EN CIERTOS PERIODOS DE LA VIDA DE LA MUJER HAY QUE EXTREMAR LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Los cambios hormonales, como embarazos o menopausia, pueden exagerar la respuesta inflamatoria de las encías, haciendo que éstas sangren de forma más abundante frente a un menor acúmulo de placa. Es importante revisar la salud oral cuando se está planeando un embarazo o cuando se experimentan cambios de etapa, como la menopausia. El sangrado de encías no es un síntoma del embarazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.