Dientes en un día, ¿Sabes en qué consisten estos tratamientos de implantes?

La pérdida de piezas dentales no solo compromete la estética de la sonrisa sino también la función propia de la boca. Por ello, es de gran importancia reponer cuanto antes las piezas dentales perdidas evitando males mayores y generando bienestar al paciente.

 

Hoy en día contamos con diferentes técnicas que permiten a los pacientes disfrutar de dientes fijos de manera inmediata, evitando las dentaduras de quitar y poner y las ausencias dentarias antiestéticas.

 

Este tipo de procedimientos rápidos se conocen como dientes en un día o implantes de carga inmediata. Hay que tener en cuenta que la inmediatez de la técnica no influye en la efectividad de la misma obteniendo óptimos resultados.

 

Existen dos situaciones clínicas indicadas para este tipo de tratamientos:

 

  • ESTÉTICA: Cuando el paciente pierde una o varias piezas dentales que comprometen la estética de su sonrisa.

 

  • CONFORT: Pacientes portadores de dentaduras removibles que quieren sustituirlas por unos dientes fijos, recuperando la calidad de vida y el confort que ello conlleva.

 

¿ Cuál es el objetivo del tratamiento?

 

A diferencia de los procedimientos tradicionales en los que transcurren varios meses desde la extracción dental hasta la colocación de la pieza definitiva, con esta técnica se realiza todo en un día. De esta manera el paciente disfruta de sus nuevos dientes desde un primer momento.

 

 

¿En que consiste el proceso?

 

Lo primero es realizar un buen diagnóstico y planificación del caso. Para ello se toman unos registros al paciente que consisten en: una radiografía 3D para valorar la disponibilidad ósea, un escaneado de la boca del paciente y unas fotos para poder realizar un diseño de su sonrisa.

A partir de todos estos registros y planificación, el laboratorio nos fabricará una guía quirúrgica y los futuros dientes provisionales del paciente.

De esta forma, con todo previsto, se procede en un mismo día a extraer la/s pieza/s dental/es pérdidas, fracturadas o irreparables, y a colocar los implantes   dentales ( raíces artificiales de titanio) y los dientes provisionales fijos al paciente.

Éste, sale de la clínica con dientes y mientras dura el periodo de cicatrización  puede disfrutar de su dentadura.

 

 

El paciente llevará los dientes provisionales sobre los implantes durante 3-4 meses ¨periodo de cicatrización¨ de los implantes.

Pasados los meses de cicatrización, se mide la estabilidad de los implantes y se colocan las prótesis cerámicas definitivas, que se integraran en la boca del paciente como si fueran sus propios dientes.

 

Gracias a la odontología digital actual, se trabaja con mucha más rapidez y precisión, ofreciéndole al paciente tratamientos personalizados con muchas menos visitas y óptimos resultados.

 

El paciente portador de implantes dentales ha de llevar un control minucioso de su higiene oral , así como debe realizar revisiones periódicas de por vida para asegurar el éxito del tratamiento a largo plazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.