problemas dentales comunes

Los problemas dentales más comunes

Las patologías que pueden afectar a la cavidad oral son de diversas clases, pero existen algunos problemas dentales más comunes entre nuestros pacientes. Las caries y las enfermedades periodontales son las afectaciones de mayor prevalencia entre la población mundial, pero con una prevención adecuada se podría evitar el desarrollo de las dos. Además, en algunas etapas de la vida existen ciertas particularidades comunes entre los pacientes que se han de tener en cuenta para poder actuar antes de que se presenten.

Problemas dentales más comunes en niños

Durante la infancia se presentan unas circunstancias concretas que se deben considerar a la hora de planificar la prevención, como son el recambio dentario, la dificultad para llevar a cabo una técnica de higiene oral adecuada, las caídas o golpes que pueden afectar a los dientes así como la dieta y los hábitos de los niños.

También es importante tener en cuenta que es una etapa de desarrollo músculoesquelético en la que se determinará, entre otras cosas, la anchura del paladar, la relación entre arcadas o la forma de la cara. Entre las afectaciones bucales más habituales podemos encontrar:

Las caries

La infancia es el período donde los pacientes suelen presentar caries de un modo más llamativo. Una higiene deficiente o el tipo de alimentación pueden favorecer la aparición de caries. Es importante diagnosticar, tratar y prevenir las caries desde la infancia, puesto que influirá de forma directa en la salud de sus dientes a largo plazo. Además, los hábitos que adquiera en esta etapa podrá mantenerlos de por vida.

Las fracturas dentales por golpes

Es inevitable que los niños sufran caídas o se golpeen. En algunas ocasiones pueden, incluso, romperse una o varias piezas dentales. La prevención de estas fracturas es más complicada, pero si el paciente practica algún deporte o actividad en los que pueda ocurrir de forma constante sería conveniente elaborar un dispositivo que proporcione protección a sus dientes.

 Un desarrollo músculo-esquelético inadecuado

Desde la niñez se producen cambios a nivel dentario así como se van desarrollando los músculos, articulaciones y huesos que intervienen en las funciones de la boca y que dan forma a la cara del paciente. Si no hay equilibrio en este desarrollo se pueden originar asimetrías faciales así como mordidas incorrectas que condicionaran al paciente desde su infancia si no se corrigen.

Hay ciertos hábitos que también pueden alterar el desarrollo facial y dental del niño como son el uso de chupetes, succión del pulgar, el pillowing ( lado del que duerme el niño) y la respiración oral. En definitiva, la infancia es el período clave en el que apostar por la prevención y salud bucodental.


Problemas dentales comunes durante el embarazo

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre numerosos cambios hormonales que también también pueden repercutir en la salud oral de la embarazada.

El incremento de progesterona y estrógenos aumenta la permeabilidad capilar, haciendo que la encía esté más sensible a la inflamación. Además, durante el embarazo la paciente puede sufrir nauseas que, por un lado, le dificultan la tarea de cepillado de la boca, y, por otro, acidifican el ph de la boca siendo más favorable la aparición de caries.

El embarazo es una etapa llena de cambios, dudas y miedos en los que la mujer puede estar más centrada en otros aspectos y no en el cuidado de su salud oral. Los problemas que más se presentan durante el embarazo son:

Sangrado de encías

El incremento de progesterona y estrógenos durante el embarazo aumenta la permeabilidad capilar, haciendo que la encía esté más sensible a la inflamación, notando la embrazada un sangrado espontáneo o al cepillado. Este sangrado no ha de considerarse un síntoma de embarazo sino un indicativo de que la encía de la embarazada esta enferma y se debe tratar. La gran mayoría de embrazadas que notan sangrado en la encía se debe a que su encía no se encontraba en salud antes de la concepción. Es importante recalcar que una encía sana no sangra a pesar de estar embrazada.

Caries

Durante el embarazo la mayoría de pacientes sufren náuseas. Esto les dificultan el poder llevar una higiene oral adecuada así como acidifican el ph de la boca siendo más favorable la aparición de caries.

También pueden darse cambios en el tipo de alimentación tendiéndose a tomar alimentos mas dulces. Hay que resaltar que la aparición de caries es colateral al embarazo, no tiene relación directa con el estado de gestación en sí.

Épulis o granuloma del embarazo

En un número más reducido de casos, puede aparecer una inflamación exagerada entre alguno de los dientes, originando un crecimiento de la encía. En estos casos habría que tratar la inflamación que presenta la paciente y en algunos casos eliminarlos del todo quirúrgicamente.


Problemas  dentales más comunes en la población adulta

Existen dos patologías cuya incidencia y prevalencia es muy elevada, además, son las dos principales causas de pérdida de piezas dentales:

La caries

Afecta a las superficies de los dientes, es producida por bacterias y su aparición va asociada a una ingesta de azúcar o alimentos pegajosos elevada, a una insuficiente eliminación de la placa dental así como a superficies retentivas bien sean márgenes de restauraciones o anatomías dentarias muy marcadas. Si no se tratan a tiempo, las caries avanzan hasta alcanzar el nervio del diente que es cuando el paciente percibe dolor y hay que recurrir a tratamientos para poderlo tratar. En estos casos la estructura dental remanente suele ser escasa y la ausencia de vitalidad de la pieza hacen que sea mas frágil con lo cual el riesgo de fractura aumenta. Por ello no hay que esperar a que una caries duela , en esos casos es tarde y se ve comprometido el pronostico del diente a largo plazo.

Las enfermedades periodontales

También conocidas como enfermedades de las encías, son las enfermedades que afectan a los tejidos que rodean a los dientes. La gingivitis es una inflamación de la encía producida por un desequilibrio y acumulo bacteriano alrededor de las superficies de los dientes. El síntoma mas característico es el sangrado y es frecuente verla en los adolescentes.

La periodontitis antiguamente mal llamada “piorrea”, es una enfermedad crónica que no solo afecta a la encía sino también al resto de tejidos de sujección de los dientes, es decir hueso y ligamento periodontal. Tiene un componente genético y otro bacteriano, y para desarrollarla el paciente ha tenido que heredar la predisposición genética a padecer la enfermedad, así como se deben presentar cierto tipo de bacterias en la cavidad oral.

Entre los síntomas de las periodontitis encontramos: el sangrado de la encía espontáneo o al cepillado, halitosis, espacios entre dientes, sensibilidad dental, y la sensación de dientes flojos. Estas enfermedades tienen tratamiento cuyo objetivo es eliminar la inflamación y estabilizar la perdida de sujección para que el paciente pueda mantener sus dientes de por vida.

El tratamiento es conservador y se realizada en la consulta. Una vez controlada la enfermedad el paciente requerirá de visitas posteriores de mantenimiento para asegurarnos que su enfermedad esta estable de por vida.

Recuerda: A cualquier edad de la vida la prevención es la clave para gozar de una dentadura sana, funcional y bonita.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.