que es la ortodoncia invisible

¿Qué es y qué ventajas tiene la ortodoncia Invisible?

¿Qué es la ortodoncia invisible?

La ortodoncia invisible es un sistema que nos permite realizar movimientos dentarios sin necesidad de llevar brackets sobre los dientes.

Consta de unas férulas transparentes diseñadas y fabricadas a medida para cada paciente, de forma que, en función del diagnóstico y el plan de tratamiento elaborado en cada caso, se determina el número de férulas y un tiempo de tratamiento. De esta manera el paciente sabe con exactitud la duración de su tratamiento, el cual también podrá visualizar el resultado final antes de empezar.

Estas férulas / alineadores hay que llevarlas 23 horas al día, se quitan únicamente para comer y lavar los dientes.

¿Qué ventajas tiene frente a la ortodoncia tradicional (Brackets)?

  • Se retira para comer y lavar.
  • No roza ni produce heridas.
  • No hay urgencias de descementado.
  • Se reducen los tiempos de tratamiento.
  • Se individualizan los movimientos, podemos mover dientes de forma selectiva.

¿Se puede utilizar en todos los casos?

Actualmente, si el doctor está familiarizado, se pueden tratar todos los casos con los mismos o mejores resultados que con los brackets.

¿Quiénes se pueden tratar?

El sistema tiene diferentes formatos, lo que permite tratar a pacientes de cualquier edad, niños, adolescentes y adultos.

En el caso de niños y adolescentes, además de realizar movimientos dentarios, podemos realizar también ortopedia. Esto nos permite modelar el hueso del paladar y la mandíbula antes de que el niño finalice el crecimiento.

Los pacientes periodontales son candidatos ideales a este sistema, ya que les permite llevar una higiene oral impecable y, además, los dientes con soporte reducido reciben fuerzas intermitentes, lo que es fundamental para la integridad de los tejidos.

¿Cuál es el tiempo de tratamiento?

Con este sistema se acortan los tiempos de tratamiento. Varían en función del caso, pero no suelen superar el año y medio.

¿En qué consiste el proceso?

Lo primero es hacer un escaneado de la boca, junto con unas radiografías y fotos, para poder elaborar un plan de tratamiento adecuado para cada paciente.

El paciente visualiza con un software el resultado final y el número de alineadores que va a llevar. Si acepta el tratamiento, en un par de semanas tenemos las férulas en la consulta para que empiece su tratamiento.

Desde el primer día se le da un calendario y un vídeo para que pueda hacer el seguimiento a medida que sus dientes se van moviendo.

Al igual que con la ortodoncia convencional, al finalizar se le colocan unos retenedores fijos sobre sus dientes y una retención removible nocturna (Vivera) para asegurarnos que sus dientes se mantienen en la posición que los hemos dejado de por vida.

10 ventajas de la ortodoncia invisible frente a la aparatología tradicional:

  • Se pueden tratar pacientes de cualquier edad: niños, jóvenes o adultos. El sistema permite adaptarse a cualquier etapa de la vida del paciente.
  • En el caso de los niños y adolescentes, se puede realizar tratamiento de ortodoncia y ortopedia con un solo dispositivo, sin necesidad de aparatología añadida.
  • Todos los casos se pueden resolver con este sistema. En los últimos años, se ha perfeccionado el método de alineadores invisibles para cubrir las necesidades de todos los pacientes.
  • Los movimientos son controlados y selectivos. Se mueven únicamente los dientes que se han de mover y sólo los grados que sea necesario. Evitamos los movimientos de vaivén que se producían con el sistema de brackets y podían empeorar el soporte de los dientes.
  • Los tiempos de tratamiento se reducen. La planificación permite que el sistema sea muy preciso y el tiempo de tratamiento sea el justo y necesario.
  • Este software permite al profesional elaborar una simulación 3D para que el paciente pueda saber cómo acabará su caso, incluso antes de comenzar.
  • Los alineadores invisibles no dan lugar a urgencias. La antigua aparatología metálica producía situaciones en las que el paciente debía acudir de manera urgente a la consulta (un bracket que se caía, un arco que pinchaba y generaba llagas dolorosas…). Este sistema nos permite tratar pacientes que viven incluso en el extranjero.
  • Se reduce el número de visitas y éstas son más flexibles. No hay necesidad de que el paciente venga a revisarse un día concreto ni un mes en particular. Las visitas se adaptan a la disponibilidad del paciente.
  • Se puede llevar a cabo una higiene oral adecuada. Para cepillar bien los dientes basta con retirar los alineadores invisibles y lavarlos de la forma habitual, sin brackets, arcos o bandas que interfieran con el cepillado. Además, no hay obstáculos que favorezcan el acúmulo de placa.
  • Es mucho más estético que la aparatología convencional. Además de todos los beneficios que nos aporta, el hecho de que sea invisible cubre las exigencias estéticas de los pacientes que van a realizar el tratamiento.

En definitiva, en la actualidad el sistema invisible de alineadores es, sin duda, el tratamiento de elección. Frente a otras casas comerciales, éste aporta 20 años de recorrido y resultados óptimos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.